diciembre 14, 2021

Productos light: Los peligros que no te cuentan

Los alimentos light o bajos en calorías están en su mejor momento: Fiambres, leche, queso, barras de granola, bebidas y snacks salados, hay versiones “zero” de todas estas comidas y más. Nos inclinamos por estas opciones porque pensamos que son más saludables y esperamos que nos ayuden a bajar de peso. Automáticamente asociamos los términos “libre de azúcar”, “bajo en grasas” o “light” con la salud y el bienestar. Pero, ¿Estos productos realmente entregan lo que prometen?

Cada vez que vemos un producto marcado como “light”, significa que es bajo en algún ingrediente, por ejemplo, bajo en grasas o azúcar. Los productos light por definición, deben contener al menos un 30% menos calorías que el producto estándar. Hay muchos términos bajo el árbol de los productos light y cada uno tiene su propio significado. Algunos de ellos son:

Libre de grasas: No más de 0.5 gramos de grasas totales por porción

Libre de calorías: Menos de 5 calorías por porción

Libre de colesterol: Menos de 2 miligramos de colesterol por cada porción y 2 gramos o menos de grasas saturadas por porción.

Libre de grasas saturadas: No más de 0.5 gramos de grasas saturadas por porción y no más de 0.5 gramos de grasas trans.

La grasa es un importante factor en el sabor de los alimentos, ya que los absorbe y preserva. Sustancias como el glutamato, glicina, cloruros, lactatos, extracto o sabores de levadura, son a menudo utilizados para compensar la falta de sabor de un producto libre de grasas. Muchas de estas sustancias pueden causar dolores de cabeza, diarrea, poliuria o incluso reacciones alérgicas en las personas que los consumen.

Aún no hay suficientes estudios que determinen cómo los productos light afectan la salud. Sin embargo, algunos estudios en Europa, han demostrado que tan solo dos vasos de una bebida azucarada pueden ser dañinos para la salud. Incluso, esto no cambia si esta bebida está endulzada con azúcar o endulzantes artificiales, siendo estos últimos dañinos para el tracto digestivo.

Los alimentos light o bajos en calorías no entregan lo que prometen. El hecho de que tengan estas etiquetas, no los hace más saludables, ya que a menudo contienen muchos sustitutos artificiales. Con respecto a la pérdida de peso, estudios indican que los alimentos light altamente procesados contribuyen muy poco o nada a este objetivo, ya que tendemos a comer más de un alimento que pensamos no afecta nuestra salud, cuando es mucho más sano comer menos del producto estándar.

Si estás siguiendo un plan de alimentación keto, lo recomendado es consumir alimentos enteros, dentro de la lista de lo permitido en este plan, como lo son los lácteos y fiambres. Con respecto a las bebidas artificiales, se deben evitar a toda costa y preferir el agua, té y café.