noviembre 9, 2021

Los beneficios ocultos del caldo de hueso

El caldo de hueso es un alimento muy sencillo y muy utilizado en la cocina tradicional chilena como base para salsas, sopas y guisos. Pero más allá del sabor que aporta a las comidas, el caldo de hueso es un superalimento que sólo aporta beneficios para quien lo consuma.

Este caldo se puede preparar a partir de huesos de pescado, pollo o vacuno, siendo este último el más conocido, los huesos se deben asar y luego cocer a fuego lento por al menos 48 horas en el caso del vacuno hasta reducir y lograr una sustancia que se torna gelatinosa al enfriarse.

Como mencionamos en un principio, este caldo se puede usar como base para otras preparaciones, pero la recomendación principal es tomarlo puro, ya que es un gran aporte de colágeno, minerales, aminoácidos antiinflamatorios y proteínas curativas para el intestino.

Todas estas características aportan un alivio al dolor articular, propiedades antioxidantes, mejora la recuperación muscular, sobre todo para los dolores que se producen luego de una rutina intensa de ejercicio, cura problemas digestivos y alivia los síntomas de la gripe y también de la keto flu.

Otros beneficios del caldo de hueso son:

  • Tratamiento natural para la celulitis
  • Ayuda a la salud dental
  • Rico en glucosamina y condroitina
  • Fortalece uñas y cabello
  • Alto en prolina y glicina

Se recomienda, en lo posible, preparar este caldo en casa, con huesos de vacuno de alta calidad, los cuales se pueden comprar a valores muy económicos en cualquier carnicería. Lo ideal es prepararlo en una slow-cooker por 48 horas, pero si no es posible, se debe reducir el caldo con los huesos por el mayor tiempo posible, teniendo en cuenta nunca dejarlo sin supervisión. Como tip, se puede agregar también vinagre de vino tinto al caldo al comenzar la cocción, ya que ayudará a extraer al máximo todos los nutrientes de los huesos.

Leave A Comment